ec.pets-trick.com
Información

Enteropatía perdedora de proteínas (PLE) en perros

Enteropatía perdedora de proteínas (PLE) en perros


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


¿Qué es la enteropatía perdedora de proteínas?

La enteropatía perdedora de proteínas (PLE) es una forma elegante de decir que el tracto gastrointestinal pierde un exceso de proteína. Normalmente, la proteína que se filtra a los intestinos se digiere en aminoácidos; estos luego se reabsorben y se convierten nuevamente en proteínas. La pérdida excesiva de proteínas puede ocurrir a través del tracto gastrointestinal como resultado de ciertas condiciones:

  • Enfermedad gastrointestinal
  • Enfermedades linfáticas
  • Insuficiencia cardíaca congestiva

Síntomas de la enteropatía perdedora de proteínas
Los signos clínicos pueden comenzar siendo sutiles, pero si no se tratan pueden progresar rápidamente hasta convertirse en graves y potencialmente mortales:

  • Disminucion del apetito
  • Ser un comensal "quisquilloso"
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Letargo
  • Pérdida de peso
  • Apariencia barrigón (debido a la acumulación de líquido dentro del abdomen)
  • Diarrea mucoide teñida de sangre
  • Dificultad para respirar (debido a la acumulación de líquido en la cavidad torácica)

Su veterinario puede detectar anomalías adicionales en el examen físico:

  • Pérdida muscular
  • Intestinos engrosados ​​a la palpación
  • Líquido en el abdomen
  • Examen rectal anormal
  • Aumento de los ganglios linfáticos
  • Un soplo cardíaco
  • Sonidos pulmonares sordos

Enfermedad asociada con enteropatía perdedora de proteínas
Si nota algún signo, acuda a su veterinario de inmediato para un examen físico y un posible análisis de sangre. El diagnóstico preliminar de PLE se basa en niveles bajos de albúmina y proteínas en los análisis de sangre. Es necesario un estudio rápido y completo para descartar ciertas enfermedades asociadas con PLE:

  • Linfangiectasia intestinal
  • Cáncer (p. Ej., Linfosarcoma) del tracto intestinal
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (p. Ej., Enteritis linfoplasmocítica)
  • Alergias a los alimentos
  • Gastroenteritis (por infecciones virales, fúngicas o bacterianas)
  • Úlceras estomacales
  • Hambruna crónica severa
  • Infiltración granulomatosa de los intestinos (secundaria a infecciones fúngicas)
  • Anormalidades de los intestinos (por un cuerpo extraño crónico, parásitos intestinales, invaginación intestinal, gastroenteritis hemorrágica, etc.)
  • Gastroenteritis ulcerosa

¿Está mi perro en riesgo?
Ciertas razas están más predispuestas a estas enfermedades, lo que probablemente significa que hay un componente hereditario: los yorkshire terriers, los terriers de trigo de pelaje blando, los basenjis y los lunehunds noruegos están más predispuestos a la PLE. Cualquier raza que muestre cualquiera de los signos anteriores debe ser preparada para PLE inmediatamente; cuanto antes lo diagnostique, mejor será el resultado a largo plazo.

Diagnóstico de la enteropatía perdedora de proteínas
Es necesario realizar ciertas pruebas para descartar PLE:

  • Conteo sanguíneo completo (CBC) para observar los glóbulos blancos y rojos y las plaquetas
  • Panel de química para observar los niveles de proteínas, hígado y riñón
  • Electrolitos para observar el equilibrio de calcio, fósforo y sal (p. Ej., Sodio y potasio)
  • Análisis de orina para buscar la pérdida de proteínas de los riñones, lo que se denomina nefropatía por pérdida de proteínas.
  • Examen fecal (para descartar parásitos intestinales)
  • Radiografías de tórax y abdomen para descartar evidencia de enfermedad cardíaca, infecciones fúngicas, cáncer o acumulación anormal de líquido.
  • Ecografía abdominal para medir el tamaño de los intestinos y buscar evidencia de aumento de ganglios linfáticos, cuerpos extraños, cáncer, etc.
  • Endoscopia para realizar una biopsia del estómago, los intestinos y el recto (aunque las biopsias de espesor total [que requieren cirugía] suelen ser necesarias para descartar ciertos tipos de enfermedades como la linfangiectasia)
  • Exploración quirúrgica para evaluar todos los órganos y realizar múltiples biopsias de espesor total

Tratamiento de la enteropatía perdedora de proteínas
Dependiendo de los resultados de estas pruebas, el tratamiento a menudo incluye desparasitación (para infecciones parasitarias), medicación antiulcerosa (si hay úlceras gástricas), prednisona crónica (para el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal), cambios en la dieta a una dieta hipoalergénica o de proteínas selectas para enfermedad intestinal), procedimientos para extraer el líquido del tórax o el abdomen (p. ej., toracocentesis o abdominocentesis), suplementos vitamínicos o incluso cirugía.

Incluso con un tratamiento agresivo, PLE puede acortar drásticamente la vida útil de su perro. Si no se trata, el PLE puede ser fatal. Cuando se trata de PLE, cuanto antes usted y su veterinario lo identifiquen, antes su perro podrá comenzar el tratamiento.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe visitar o llamar a su veterinario; son su mejor recurso para garantizar la salud y el bienestar de sus mascotas.


6. CONCLUSIONES

En los perros, la PLE se asocia con mayor frecuencia con linfangiectasia y EII y se maneja empíricamente con agentes inmunosupresores, con mayor frecuencia prednisolona, ​​azatioprina, ciclosporina y clorambucilo, así como cambios en la dieta y antimicrobianos. El uso de agentes inmunosupresores sigue siendo controvertido en cualquiera de estos trastornos y no se utiliza en personas para el tratamiento de la mayoría de los tipos de PLE. El manejo dietético de por vida es la piedra angular del tratamiento, y estudios recientes en perros apoyan este enfoque53, 64. El tratamiento actual se asocia con> 50% de mortalidad, lo que lógicamente conduce al manejo hacia el enfoque más seguro hasta que se comprenda mejor la fisiopatología y se pueda realizar un tratamiento específico y no empírico ser formulado. La historia investigativa de E. coli-la colitis granulomatosa asociada en el perro Boxer (GC) destaca excepcionalmente bien que la justificación para ejercer la inmunosupresión, aunque sea como tratamiento de “último recurso”, invita a una consideración cuidadosa. Históricamente, durante alrededor de medio siglo, la GC a menudo se trataba con inmunosupresión y con un desenlace generalmente fatal. Cuando las observaciones clínicas con antimicrobianos llevaron al descubrimiento de una etiología infecciosa, la GC se volvió en gran medida curable164, 165.Una excelente relación con el internista y un alto nivel de apoyo del propietario también son un aspecto crucial del manejo de la PLE.


Resumen

Fondo

La enteropatía perdedora de proteínas (PLE) debido a la enteropatía inflamatoria crónica (CIE) en perros a menudo se trata con una combinación de glucocorticoides e inmunosupresores de segunda línea (SLI). Este enfoque combinado puede no ser necesario en todos los perros.

Hipótesis / objetivos

Describir las características de diagnóstico y los resultados de los perros con PLE tratados con glucocorticoides solos (grupo P) o con glucocorticoides y SLI (grupo S).

Animales

Material y métodos

Análisis retrospectivo de datos de señalización de procedimientos de diagnóstico, tratamiento y resultado de perros con CIE / PLE (de 2015 a 2017), utilizando la base de datos digital de casos del hospital. Se incluyeron perros con hipoalbuminemia y EIC. Debido a un algoritmo de tratamiento escalonado, los perros se asignaron al grupo P o S. Se recopilaron datos de tiempo hasta concentraciones de albúmina sérica ≥ 20 g / L y de supervivencia. Los perros se clasificaron además por sus concentraciones séricas de albúmina y cobalamina. Se realizaron análisis multivariados y univariados, así como la correlación de Pearson y el análisis de supervivencia de Kaplan ‐ Maier.

Resultados

Se incluyeron diecisiete perros en el grupo P y 14 en el grupo S. La puntuación del duodeno de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales fue diferente entre los grupos (PAG = .05), pero ninguno de los otros datos examinados. La mediana de tiempo hasta que la albúmina sérica alcanzó> 20 g / L fue de 13 días. La mediana del tiempo de supervivencia después del inicio del tratamiento fue de 85 días (rango, 13 a 463 días) en el grupo P y de 166 días (rango, 8 a 390 días) en el grupo S.

Conclusión e importancia clínica

Ninguna prueba de diagnóstico de rutina fue predictiva de la respuesta clínica, el grupo de tratamiento o el resultado. El tratamiento con glucocorticoides solo puede ser apropiado en perros con PLE.

Abreviaturas


Enteropatía perdedora de proteínas (PLE) en perros perrospedia

LINFANGIESTASIA INTESTINAL

LINFANGIECTASIA: UNA CAUSA IMPORTANTE DE PÉRDIDA DE PROTEÍNA INTESTINAL

¿QUÉ ES UNA ENTEROPATÍA PERDIDA DE PROTEÍNA?

Si el intestino pierde nutrientes en lugar de absorberlos, claramente el resultado es un desastre nutricional. En la enteropatía por pérdida de proteínas, eso es exactamente lo que está sucediendo: el intestino y / o el estómago en realidad están filtrando proteínas. Obviamente, esto es un problema grave, ya que sin la entrada de proteínas, la única opción del cuerpo para producir las proteínas que necesita es descomponer las proteínas existentes y reensamblar sus aminoácidos en nuevas proteínas. El músculo se descompone para dar paso a proteínas sanguíneas de mayor prioridad. La capacidad del sistema inmunológico para producir proteínas de anticuerpos puede verse comprometida. La debilidad es el resultado de la descomposición de las proteínas y la enfermedad intestinal que lo inició facilita esto al crear diarrea. La linfangiectasia es una de varias enteropatías perdedoras de proteínas.

PÉRDIDA DE ALBÚMINA EN ENTEROPATÍA PERDIDA DE PROTEÍNA

La principal proteína que uno no puede permitirse perder se llama "Albúmina. " Esta proteína normalmente es producida por el hígado y circula en el torrente sanguíneo actuando como un portador de productos bioquímicos que requieren transporte pero que en realidad no pueden disolverse en la sangre por sí mismos. La albúmina puede considerarse una especie de sistema de transporte masivo en el torrente sanguíneo, un autobús o metro, por así decirlo, que transporta importantes bioquímicos de un lugar a otro.

La albúmina, al ser la proteína sanguínea más prevalente, también es responsable (en virtud del complicado concepto de presión oncótica) de mantener realmente el líquido en el torrente sanguíneo. Cuando el líquido no se puede retener dentro de la vasculatura, se filtra hacia las cavidades corporales como derrame o hacia el tejido en general como edema.

Por supuesto, en una enteropatía perdedora de proteínas, también se pierden otras proteínas. Los anticuerpos, las proteínas de la coagulación de la sangre, las enzimas, etc., se escapan del intestino y se pierden para siempre en las heces que salen del cuerpo.

El cuerpo se esfuerza por mantener su nivel de albúmina extrayendo proteínas de otras fuentes (como el músculo) y haciendo que el hígado produzca albúmina a partir de los componentes de estas otras proteínas. Esto puede ayudar a mantener una cantidad viable de albúmina en el torrente sanguíneo, pero se produce a expensas del tejido muscular y otras proteínas activas.

Hay varias causas descritas de enteropatía perdedora de proteínas:

  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Histoplasmosis (una infección por hongos)
  • Enfermedades asociadas con hemorragia intestinal (parvovirus, parásitos intestinales, cánceres como linfoma)
  • PLE asociado a la raza (como en el terrier de trigo de pelaje blando, el shar pei, el maltés y el basenji)
  • Enfermedad de las criptas (donde las criptas intestinales se dilatan y se tapan con moco)
  • Linfangiectasia intestinal

Limitaremos nuestra discusión a la linfangiectasia.

¿QUÉ ES LA LINFANGIECTASIA INTESTINAL?

La linfa es un líquido que circula por el cuerpo de manera similar a como lo hace la sangre, aunque el corazón bombea la sangre de forma activa a través del cuerpo, mientras que la linfa se bombea de forma pasiva a través de la actividad muscular normal del cuerpo. La linfa está formada por células llamadas "linfocitos", que son células del sistema inmunológico y del líquido que se acumula en los tejidos y se desvía hacia los vasos linfáticos que son similares a las venas.

La palabra "linfangiectasia" significa "vasos linfáticos dilatados". En el tracto intestinal, la linfangiectasia generalmente es causada por algún tipo de inflamación que ejerce presión sobre los vasos linfáticos y los hace dilatar. El flujo linfático puede estar bloqueado por eventos inflamatorios en el intestino o estructuras locales.

Los lácteos son vasos linfáticos especiales en el tracto intestinal diseñados para absorber grasas nutricionales. El intestino puede absorber nuestros nutrientes a través de pequeñas estructuras en forma de dedos llamadas "microvellosidades". Los lácteos corren por el centro de las microvellosidades absorbiendo alegremente las grasas de los alimentos que hemos ingerido. Cuando hay alta presión dentro de los vasos linfáticos, los tiernos lácteos explotan y, en lugar de absorber grasas, la linfa dentro de ellos, incluidas las células, las grasas y las proteínas preciosas, se pierde en el tracto intestinal. El intestino puede reabsorber algunas de estas sustancias valiosas en otros sitios, pero si la enfermedad inflamatoria intestinal que inició el problema en primer lugar es generalizada, el equilibrio puede haberse desplazado hacia la pérdida nutricional en lugar de la ganancia.

Razas de terrier pequeños, particularmente el terrier de Yorkshire,
parecen predispuestos al desarrollo de linfangiectasia.

La linfangiectasia es extremadamente rara en el gato.

¿QUÉ SE VE EN CASA?

La pérdida de peso es el signo más constante junto con diarrea crónica, vómitos y, en casos más avanzados, acumulación de líquido en el abdomen que crea una apariencia hinchada.

¿CÓMO HACEMOS UN DIAGNÓSTICO?

En la mayoría de los casos, un perro flaco obviamente enfermo se lleva al veterinario. A veces, los signos clásicos anteriores están presentes, pero a veces no hay indicios específicos de esta afección hasta que se obtienen los resultados de los análisis de sangre.

  • Recuento bajo de linfocitos
    Los animales con linfangiectasia tienen linfocitos desplegando sus lácteos hacia el intestino para perderse para siempre. El recuento bajo de linfocitos en sangre es tan compatible con la linfangiectasia que es difícil hacer este diagnóstico si este hallazgo no está presente.
  • Colesterol bajo
    El colesterol es parte del líquido linfático que se pierde.
  • Nivel bajo de albúmina
    El nivel bajo de albúmina en sangre es el hallazgo más constante en la linfangiectasia, aunque es posible tener linfangiectasia solo en una pequeña porción del intestino y aún así mantener un nivel normal de albúmina. Hay un número limitado de condiciones que pueden conducir a un nivel bajo de albúmina: una enteropatía por pérdida de proteínas, una nefropatía por pérdida de proteínas (donde la albúmina se pierde a través de las membranas renales con fugas), producción reducida de albúmina por un hígado enfermo, hipoadrenocorticisim (un deficiencia de cortisona) o pérdida de suero por daño cutáneo extremo (como quemaduras de tercer grado).

Estas condiciones se pueden descartar fácilmente una por una. Es obvio si hay quemaduras de tercer grado presentes. Si no hay ninguno, un análisis de orina de rutina indicará si hay una pérdida significativa de proteínas en la orina y si se debe perseguir la enfermedad glomerular. Una prueba de función hepática, como una prueba de ácidos biliares, indicará si hay insuficiencia hepática latente o no. Se pueden realizar fácilmente análisis de sangre para descartar hipoadrenocorticismo (también llamado "enfermedad de Addison"). Si no se presenta ninguna de estas otras condiciones, entonces debe haber una enteropatía perdedora de proteínas por exclusión. Se necesitará una biopsia para determinar la naturaleza de la enfermedad intestinal que causa la enteropatía perdedora de proteínas.


Muestra de un humano con linfangiectasia.
Las vellosidades son cortas y rechonchas en comparación con las
vellosidades normales en forma de dedos que se muestran en la parte superior de esta página.
Tenga en cuenta las grandes áreas blancas dentro del
se muestra la microvellosidad intestinal.
Estos son lácteos dilatados como se describe.
(Imagen cortesía de The Scientific Electronic Library Online)

Es necesario tomar muestras de tejido para distinguir las enfermedades intestinales que causan la enteropatía perdedora de proteínas. Dado que la mayoría de los pacientes con PLE tienen deficiencia de albúmina, esto significa que no están en una buena posición para curarse de una biopsia quirúrgica, por lo que generalmente se recomienda la endoscopia, ya que es menos invasiva. Con la endoscopia, una pequeña cámara con un endoscopio largo y flexible viaja por la boca, a través del estómago y hacia el intestino (o retrógrada desde el ano hasta el intestino grueso y la parte inferior del intestino delgado) donde las muestras de biopsia se pueden pellizcar con un dispositivo especial. ladrón. El procedimiento requiere anestesia general, pero por lo demás es de bajo riesgo y la mayoría de los pacientes pueden irse a casa el mismo día. A menudo, las áreas de la enfermedad intestinal son irregulares y están rodeadas por grandes áreas de intestino normal, por lo que es importante realizar una biopsia del área correcta. La ecografía del abdomen antes de la endoscopia es útil para determinar dónde tomar la muestra y, a menudo, se alimentan unas pocas cucharadas de aceite de maíz u otra grasa unas horas antes de la biopsia para que los lácteos dilatados con grasa voluminosa y con fugas estén visiblemente en las mejores áreas para la biopsia . Debido a que los pacientes con PLE a menudo pierden importantes vitaminas y factores de coagulación sanguínea, las pruebas de coagulación sanguínea generalmente se realizan justo antes de la endoscopia.

La imagen de arriba es en realidad de un humano con linfangiectasia, pero el concepto es el mismo. Tenga en cuenta las grandes áreas pálidas dentro de las microvellosidades intestinales que se muestran. Son lácteos dilatados. (Las pequeñas áreas blancas en la capa de células que recubren las vellosidades son "células caliciformes" que producen moco. Los lácteos dilatados son las grandes extensiones de color blanco o lavanda debajo del revestimiento de las vellosidades).

El primer paso del tratamiento es abordar la causa subyacente. En muchos casos de linfangiectasia, existe una asociación con la enfermedad inflamatoria intestinal ("EII"). Si la EII realmente está causando o no la linfangiectasia sigue siendo una cuestión de especulación, pero los antiinflamatorios a menudo se usan de manera agresiva en pacientes con linfangiectasia. La prednisolona ha sido el medicamento inmunosupresor tradicional en esta situación, pero como causa un aumento en el consumo de agua que puede contribuir al edema, otros medicamentos, particularmente ciclosporina, se han vuelto más populares ya que no tiene efectos secundarios de esteroides.

La pérdida intestinal de una proteína corporal llamada "antitrombina III" conduce a una tendencia a formar coágulos sanguíneos anormales que pueden alojarse en lugares inapropiados (embolización). Como prevención, a menudo se utilizan medicamentos anticoagulantes. La aspirina ha sido tradicional, pero el clopidogrel está ganando popularidad.

El manejo nutricional de la PLE es un poco complicado. La dieta debe ser especialmente digerible y rica en proteínas (20-25% de proteína en base a materia seca) para reemplazar todas las proteínas que se pierden a través del tracto gastrointestinal con fugas. Además, la dieta no debe contener más del 15% de grasa en base a materia seca (menos para los pacientes más gravemente afectados). La lectura de la etiqueta de una dieta muestra los porcentajes "según la alimentación", por lo que para comparar las dietas, es necesario convertir los valores a una base de materia seca conociendo el contenido de humedad. Para ver cómo se hace esto, haga clic aquí. Hay dietas recetadas disponibles para enfermedades como esta, en las que la restricción de grasas es crucial. Es poco probable que las dietas sin receta cumplan con los criterios anteriores, pero si sabe cómo leer correctamente la etiqueta de los alimentos, es posible que pueda encontrar una. Es probable que se necesiten suplementos vitamínicos inyectables.

Los perros gravemente afectados encontrarán que incluso el contenido de grasa de las dietas recetadas es demasiado alto y es posible que deban comenzar con lo que se llama una "dieta elemental". Por lo general, están hechos para humanos y son polvos que se pueden mezclar con agua. No son nutricionalmente equilibrados para perros y solo se pueden usar durante unas pocas semanas. Alternativamente, se pueden usar dietas caseras, pero se debe consultar a un nutricionista veterinario profesional para obtener una receta adecuada. Nuevamente, debido a problemas de absorción intestinal, es probable que se necesiten suplementos vitamínicos inyectables. El objetivo es volver eventualmente a una comida para perros comercial estándar.

Si la afección subyacente es tratable, el pronóstico de la linfangiectasia es bueno. Debe entenderse que es poco probable que la linfangiectasia se cure y, en el mejor de los casos, se pueda controlar.

Esta página está dedicada por Mark y Linda Welch a su Soft Coated Wheaten Terrier, Blarney. Era un perro juguetón de alta energía que vivía para la atención y el juego. Tenía más personalidad de la que cabría esperar de un animal. Siempre estaba feliz y emocionado de estar allí con nosotros. Le encantaba ir a buscar pelotas y perseguir ciervos, ardillas, pájaros y especialmente el puntero láser. Cuando hablábamos por teléfono o en la casa, él se unía (algún día esperábamos que hablara). Conocía las reglas de la casa y era muy bueno. Se escabullía con nuestras viejas hojas de secadora solo para que lo siguiéramos y jugáramos. Nunca masticaba cosas que se suponía que no debía hacer. No se le permitía subir a los muebles, por lo que mantenía sus patas traseras en el suelo y el resto de él en tu regazo y se acurrucaba con nosotros y nos daba besos. A los 4 años sucumbió a una forma agresiva de linfangiectasia intestinal con enfermedad inflamatoria intestinal. Él era una gran parte de nuestra familia y extrañará más de lo que las palabras pueden expresar.


CAUSAS SELECCIONADAS DE ENTEROPATÍAS CRÓNICAS

Enfermedad inflamatoria intestinal
La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un término general que engloba algunas enteropatías crónicas, que incluyen:

  • Enfermedad que responde a los alimentos
  • Enfermedad que responde a los antibióticos
  • Enfermedad que responde a la inmunomodulación.

La EII se caracteriza por la infiltración de células inflamatorias en las mucosas y típicamente se clasifica por la (s) célula (s) inflamatoria predominante (s) linfocítica: la inflamación plasmocítica se diagnostica con mayor frecuencia.

Recientemente se ha publicado una revisión de la etiopatogenia, el diagnóstico y las opciones terapéuticas de la EII. 2

Etiología. La etiología de la EII es multifactorial, con factores genéticos, dietéticos e inmunológicos que potencialmente pueden influir.

Si bien cualquier raza canina o felina puede verse afectada, ciertas razas son propensas a desarrollar enteropatías crónicas específicas, que incluyen:

  • Setters irlandeses, con enteropatía por gluten
  • Terriers de trigo de pelaje blando, con enteropatía perdedora de proteínas (PLE).

Diagnóstico y terapia. Un diagnóstico histopatológico de EII no necesariamente dicta cómo un animal individual responderá a la terapia. Como tal, con pacientes estables, se recomienda un enfoque de manejo escalonado para evaluar la respuesta del animal a una terapia a la vez.

Las opciones terapéuticas pueden incluir prueba de dieta, prueba de antibióticos, suplementos de fibra y medicamentos inmunomoduladores (p. Ej., Corticosteroides, ciclosporina, clorambucilo).

Comparación de dietas

Al comparar las dietas, es mejor evaluar los nutrientes por concentración calórica (es decir, gramos de grasa por Mcal o 1000 kcal), lo que elimina los efectos del contenido de materia seca y la concentración calórica de las dietas.

los gramos de grasa por Mcal se puede estimar a partir del análisis garantizado de una dieta dividiendo el porcentaje de grasa cruda por la energía metabolizable (kcal / kg) y multiplicándolo por 10,000. Por ejemplo, el análisis garantizado de un alimento seco de mantenimiento para adultos caninos podría enumerar la grasa mínima en 12%. Si la concentración calórica de esa dieta es de 3500 kcal / kg, la grasa mínima, en términos calóricos, es 12 dividida por 3500 x 10,000, o 34,3 gramos / Mcal.

Tenga en cuenta que los análisis garantizados proporcionan concentraciones mínimas de grasa y puede haber una diferencia significativa entre el análisis mínimo y el típico.

Para más información, ver Más allá del análisis garantizado: comparación de alimentos para mascotas a tvpjournal.com.

Linfangiectasia
La linfangiectasia es una forma común de PLE, caracterizada por dilatación láctica de las vellosidades intestinales y posterior pérdida luminal de líquido quiloso. La linfangiectasia se puede clasificar como:

  • Enfermedad idiopática primaria
  • Secundario a condiciones inflamatorias o neoplásicas.

Diagnóstico. El diagnóstico definitivo requiere biopsias intestinales; sin embargo, muchos casos se diagnostican presuntamente basándose en:

  • Señalización clásica (p. Ej., Yorkshire terrier)
  • Hallazgos en la exploración física (p. Ej., Ascitis)
  • Hallazgos clínico-patológicos, como panhipoproteinemia, hipocalcemia, hipocolesterolemia y linfopenia
  • Imágenes de diagnóstico (p. Ej., Estrías de la mucosa intestinal ecográficas). 6

Terapia. Los animales con linfangiectasia idiopática primaria pueden tratarse satisfactoriamente con modificaciones nutricionales como única terapia (Tabla 3). 7 El enfoque nutricional principal es la alimentación con una dieta baja en grasas. El supuesto beneficio de alimentar con una dieta de este tipo es reducir la presión linfática intestinal y, posteriormente, reducir la fuga de linfa hacia la luz intestinal. Las dietas veterinarias terapéuticas bajas en grasas disponibles comercialmente, como Veterinary Diet Gastrointestinal Low Fat (royalcanin.com) y Prescription Diet i / d Low Fat GI Restore (hillspet.com), proporcionan de 18 a 23 gramos de grasa por Mcal.

En casos de linfangiectasia secundaria a inflamación o neoplasia o con inflamación concurrente, pueden ser necesarias modificaciones dietéticas y / o médicas adicionales.

Intolerancia y alergia a los alimentos
Una alergia alimentaria se diferencia de la intolerancia alimentaria en que una alergia alimentaria es una reacción inmunomediada, mientras que la intolerancia alimentaria es una reacción no inmunológica (Figura). 8

FIGURA. Caracterización de reacciones adversas a los alimentos. (Adaptado de Roudebush P, Jackson HA. Reacciones adversas a los alimentos. En Hand MS, Lewis LD (eds): Small Animal Clinical Nutrition, 5th ed. Topeka: Mark Morris Institute, 2010, págs. 609-635)

Alergia a la comida. Alergia a la comida (Cuadro 4) normalmente se presenta con:

Diagnosticar una verdadera alergia alimentaria es más desafiante que diagnosticar la intolerancia alimentaria. No existe una prueba fácil de realizar y, a pesar de su atractivo, se ha demostrado que los títulos serológicos tienen valores predictivos positivos y negativos deficientes. 10

Se requiere una dieta de eliminación para el diagnóstico de una alergia alimentaria. Después de que se administra una dieta de eliminación durante un mínimo de 2 a 4 semanas, y se observa la respuesta, el animal debe ser desafiado con un ingrediente a la vez para documentar los alimentos a los que el animal reacciona de manera adversa con signos tales como prurito intenso. , vómitos y diarrea.

Este proceso puede llevar mucho tiempo y ser un desafío para el propietario. A menos que el propietario quiera usar esos resultados para dictar cómo se alimentará al animal en el futuro, la mayoría de los propietarios están bastante contentos con una mejora en los signos clínicos debido a la dieta de eliminación y no desean perseguir desafíos alimentarios adicionales.

Si no hay respuesta a una prueba de dieta, o solo una respuesta parcial, se deben considerar algunos factores:

  • El animal tiene una enfermedad de la piel causada por dermatitis atópica u otras alergias concurrentes.
  • Falta de cumplimiento por parte del propietario o la mascota
  • La dieta era no verdaderamente novedoso
  • La dieta estaba contaminada.

Intolerancia a la comida. Las intolerancias alimentarias pueden deberse a una serie de factores, incluidos los aditivos alimentarios y la reacción de Maillard (la interacción química entre las proteínas y los carbohidratos durante la cocción que libera varios compuestos de sabor). A menudo, no se identifica un componente dietético único y específico.

Un diagnóstico definitivo requiere:

  • Alimentar con una dieta de eliminación (p. Ej., Dieta con nuevos ingredientes, dieta hidrolizada Tabla 3) por un mínimo de 2 a 4 semanas
  • Observando una buena mejoría en los signos clínicos.
  • Animal desafiante con su dieta original para determinar si se produce una recaída de los signos.

Sin embargo, el diagnóstico definitivo de intolerancia alimentaria puede verse complicado por una variedad de factores dietéticos que afectan la respuesta del animal. Esto es particularmente cierto si la dieta de eliminación difiere de la dieta original con respecto a:

  • Mayor digestibilidad
  • Disminución de la concentración de grasas.
  • Cambios en la fibra


Ver el vídeo: Pruebas de laboratorio. Bioquímica. Albúmina